Mí colección

jueves, 23 de enero de 2014

Mi colección del Cúcuta Deportivo

Este amor nunca morirá, de eso estoy tan seguro como de que me llamo Mauricio

Sobra decir que si alguien tiene alguna camisa del Cúcuta Deportivo que yo no tenga y está dispuesto a donarla, canjearla o negociarla, me puede escribir en twitter a @mauricio22jara o al correo boby22j@gmail.com
Gracias...

Cúcuta Deportivo ¿?
Esta casaca rojinegra es una de las que más aprecio en mi colección. De confirmarse la fecha pensada, es la más vieja de todas 

Dicha prenda, de la que no he podido encontrar el año, llegó a mi colección de una forma curiosa. Cuando me decidí a tener este hobby en forma, empecé a conocer coleccionistas de todos los rincones del país y del mundo. Uno de los que más me impresionó, por tener una colección bárbara y temática, fue @nelsonbobadilla que tiene miles, mucho más de mil, y en especial cientos del Deportivo Cali y la selección Colombia.


Después de varios meses, incluso más de un año, de habernos conocido, Bobadilla me ofreció una camisa del Cúcuta Deportivo, de los años 80 según él, que le había llegado proveniente de un coleccionista uruguayo que tiene prendas únicas de equipos de todo el mundo. Al principio, el precio era bastante alto, por ser una pieza antigua. Pero con el tiempo, y con esto de que las camisetas tienen valor por lo que uno las quiera, entramos en negociaciones y logramos llegar a un acuerdo de canje por una camiseta de la selección uruguaya Sub-20, firmada por más de la mitad del equipo suramericano en el Mundial de Colombia 2011. 
Esta fue la camisa por la que hice el cambio

El trueque se hizo. Él me la mando primero y, al recibirla, yo le hice llegar la de él. Por momentos dude de la prenda, pues no la encuentro en ningún lado y nadie se acuerda de ella. Incluso, pensé en devolverla, sabiendo siempre que Bobadilla me dijo que si quería se la podía regresar. 

Luego de consultar a los expertos, que llevan muchísimos más años que yo en esto, decidí quedármela pues todos, sin falta, tienen camisas viejas y prendas únicas de sus equipos del alma, que aun no han podido conseguir en los medios o lograr que alguien la haya visto. En el pasado, las cosas no eran como hoy que todo queda registrado. 

Por esto, me la quedé, con el mayor gusto del mundo y la disfruto sin pensar en nada de eso pues sea lo que sea es una prenda hermosa del rojinegro. Eso sí, sigo buscando el año o algún registro fotográfico de esta.

Cúcuta Deportivo 1996/97 (Luis 'Liso' López)
Con esta ascendimos en el 97. Su dueño fue el goleador de ese equipo 

Sin duda, esta es una de esas piezas únicas de colección para cualquier hincha del 'Doblemente Glorioso'. En el año de 1995, el cuadro nortesantandereano cayó a la segunda categoría debido a los malos resultados. El golpe fue duro, pero con un buen equipo el equipo volvió el año siguiente a la primera división.

Esta camiseta fue con la que Luis 'El Liso' López, goleador del equipo, afrontó la temporada 1996/97 y salió campeón del Torneo de Ascenso. Con dolor, pues es una prenda única, 'El Liso' decidió donarla a mi colección, pues quería estar seguro que esta casaca no iba a parar en cualquier lugar como todas las otras que algún día guardó. 

En plena Avenida Libertadores, en la perla del norte, el ahora entrenador de niños me firmó la camiseta, se la puso por última vez y me la entregó para siempre.

Aquí está, y a pesar de las múltiples ofertas, aquí se queda. 

Cúcuta Deportivo 2005 (Marcelo Refresquini)
Aunque no hay foto de esta todavía, porque la mayoría de las que se encuentran son con la marca Kiwi, es una camisetota que algún día haré firmar

Cualquier hincha fiel del Cúcuta Deportivo se acuerda del goleador uruguayo Marcelo Refresquini. Este delantero, a pesar de no ser el más talentoso, nos hizo delirar de locura con sus goles en el 2005, año en el que terminaría ascendiendo el Cúcuta a la primera división del fútbol colombiano. Cuando no era titular, la tribuna lo pedía a rabiar y cuando este entraba normalmente o no hacía nada o metía un gol de cabeza o de güevero, como dicen, pero nos alegraba las tardes en ese terrible sótano de la B, que nos disponemos a vivir de nuevo. 
Esta camisa, usada por el puntero charrúa, llegó a mis manos luego de que uno de los utileros del equipo me negociara varias prendas del rojinegro pues tenía demasiadas en casa al borde de empezarse a dañar por causa de la humedad.  
No se el partido exacto en el que fue usada por Refresquini, pero sé que fue un regalo del jugador al utilero, que es uno de los hombres más queridos por los exjugadores del Cúcuta. Lo curioso, es que es marca Vera Lima y no Kiwi, como terminó siendo casi todo el semestre y con la que terminamos ganandole a Bajo Cauca para ganarnos de vuelta el cupo a la A. 

Cúcuta Deportivo 2005
Con este modelo volvimos a ser de primera división

Otra de las que llegó por un canje fue esta, que no tiene número y es de hincha. Una noche, de esas típicas de desparche en las redes sociales, empecé a hablar con mi compañero de trabajo Juan Pablo Bayona, en ese momento en el diario La Opinión de Cúcuta, y él me dijo que había tenido esta camisa pero que se la había regalado al celador de su casa, seguidor furibundo del equipo motilón. Me pidió unos minutos y llamo al personaje y le comentó la situación. Él, accedio a hacer un cambio siempre y cuando fuera por una camisa rojinegra o por una de la selección Colombia.

Como anillo al dedo, pues tenía la camisa de la tricolor del 2011. Los dos salimos ganando, pues él ya no la usaba mucho por ser de las viejas y yo se la cambie la de Colombia que tenía todavía la etiqueta por no haberla usado nunca. 

Esta fue la prenda que entro en el canje

Cúcuta Deportivo 2005 (Jose Luis Raguá)
Aunque está un poco manchada de estar guardada mucho tiempo, es tremenda prenda 

Durante muchos años, soñé con tener una camisa del Cúcuta usada en juego. La verdad, mientras fui un hincha más, fue complicado pues las camisas del equipo, desafortunadamente, no las vendían con número en ninguna tienda de la ciudad. Los años fueron pasando y el hecho de ser periodista me fue abriendo puertas entre los integrantes del equipo rojinegro.
Apenas llegué a trabajar a la capital nortesantandereana, empecé a hacer contactos, en cada práctica del equipo, para conseguir prendas rojinegras.
En aquella negociación que ya he mencionado varias veces, con uno de los utileros, apareció esta prenda del defensa del departamento Joe Luis Raguá. No lo dudé ni un instante y fue de las primeras que separé. Lo curioso, es que Raguá es flaco y esta camisa es XL y viene gigante. Hoy en día parece increíble, pero lo cierto es que antes la moda era usarlas grandes y muy sueltas. Ya contacté al jugador y será solo cuestión de tiempo que me la firme. Cuando esto pase, será una más de de las prendas del Cúcuta que no tienen precio.  

Cúcuta Deportivo 2006 (Jorge Díaz)
A pesar de que luego usó el 9, Jorge 'La Babilla' Díaz debutó en el equipo con el 26

Esta es otra de esas camisas que adquirí en una ardua negociación con uno de los utileros del equipo. Aunque siempre pensé que 'La Babilla' era el nueve del equipo, al principio cuando llegó usó este número. Esta historia, me la contó el utilero, que recibió esta prenda de parte de Jorge Díaz recién llegó al equipo fronterizo. 
Creo que todo el que se acuerde del primer año del Cúcuta en la A, en especial del semestre inicial del 2006, tiene que recordar a este jugador. 
Camisetota. Más por el hecho de ser el primer número que usó en el equipo. 

Cúcuta Deportivo 2006
Como olvidar la emoción cuando mi mamá me mandó esta camisa de hincha a Bogotá

Esta es una de las únicas que tengo repetida y no he querido cambiar. Todo, porque esta la compré apenas volvimos a la A y la usé todo ese año. Varios viajes con la barra rola a Tunja, Ibagué y desplazamientos en Bogotá, los hice con esta prenda. Por eso tanto cariño.

Cúcuta Deportivo 2006
Esta fue la edición especial para los hinchas del título del 2006

Esta es una de esas camisas que me ha costado obtener. Uno de mis dos mejores amigos, el distinguidisimo Juan Raul Santaella Pérez, alias 'Chiki', la tenía en su closet. Aunque nunca se la vi puesta, no la soltaba ni de riesgo. Durante varios años estuvimos en negociaciones, por plata, pero nunca pudimos llegar a un acuerdo en el que los dos quedaramos felices. 

En una noche de tragos, con varios aguardientes de por medio, la prenda salió a flote. Coincidencialmente fue días antes de venirme a vivir a Estados Unidos, por lo que los ánimos estaban invadidos de nostalgia, motivados también por los efectos de unas birras, mezcladas con aguardiente antioqueño tapa azul.

Aunque las primeras horas el negocio no se podía concretar, por diferencias varias, con el paso de los minutos y las copas el hombre se fue ablandando. Llegamos a hablar de plata, pensamos en cruzarlas con algunas deudas de tragos que teníamos pendientes, e incluso pensé en sencillamente robarsela, aprovechando que al hombre cuando está animado, con guariloques de por medio, poco le importan las cosas. 

Pero no hubo necesidad. Este amigazo, del alma, antes de despedirse y luego de amagar con que el negocio se dejaba en el limbo, la sacó y me dijo "pana yo creo que usted se la merece y en sus manos está mejor". La única condición, es que me borre la deuda de las birras de la semana pasada y compremos un sixpack para celebrar. 

La verdad, quedé anonadado pues jamás pensé que fuera a salir tan barata. Pero para eso están los panas o no? La noche terminó con una cervezas más y la despedida fue con abrazo de agradecimiento y todo. 

Sin duda, por el significado de la camisa y por venir de quien viene, es una de las preferidas de mi colección. 

Cúcuta Deportivo 2007
Como olvidar la de Libertadores en la cual estuvimos entre los mejores cuatro de América

Esta camisa, que no tiene número y es de hincha, es la única rojinegra que uso. La verdad, no me gusta usar camisetas de fútbol y las únicas que me atrevo a poner son las de la selección Colombia y esta del cuadro motilón. La compre en FSS, en plena Libertadores, y la lucí todos y cada uno de los partidos de Copa en Bogotá. Con esta iba a la universidad, e incluso dormía. Nunca la usé con más orgullo que el día después que Boca Juniors nos sacó de la Copa, en semifinal. Ese día, salí con la frente en alto y la pasee por toda la capital colombiana. 

Cúcuta Deportivo 2007 (Jose Luis Raguá)
Con esta prenda dormí el día de mi matrimonio !Cómo olvidarlo¡

La manga larga rojinegra, difícil o casi imposible de conseguir pues solo se las hace a los jugadores, es del gran Joe Luis Raguá. Aunque el no jugó en Uruguay, esta fue la camisa que llevó para enfrentar a Nacional de Uruguay. También la conseguí en aquel fantástico negocio que hice con uno de los utileros del equipo. 
Lo mejor de esta prenda fue el día que me la puse por primera vez. Después de mi fiesta de matrimonio civil, en la que terminé bastante alicorado, llegué a la casa y me agarró un amor profundo, casi con dolor en el corazón, por el equipo de mis amores. Mi esposa, sorprendida, no podía creer que eso fuera cierto, pero yo solo le decía que después de ella el Cúcuta es lo más grande que hay en el mundo. Fue una escena bastante particular, que salió de mi alma, pues nadie más sincero que un borracho. Pa que me lo crean, vean las perlas con las que me encontré al otro día al amanecer. 



Cúcuta Deportivo 2007 (Blas Pérez)
Debo decir que este es uno de mis ídolos rojinegros

Esta prenda, que nuca pude comprobar si fue usada o no, la compré a un muy buen precio en el almacén Ciudad de Camisetas en Bogotá. Cuando la vi, no lo dude ni un instante y la compre. Como olvidar al gran goleador panameño del Cúcuta Deportivo, Blas Pérez. Creo que todos, absolutamente todos los hinchas motilones, cantamos alguna vez el tradicional 'Goleador, goleador, panameño goleador".

La guardo como si hubiera sido usada y la fecha para la firma ya está lista. Apenas Blas venga a jugar a Denver, Colorado, con su equipo Dallas F.C. de la MLS, quedó en firmarla. Ese día, será de las mejores de la colección.

Cúcuta Deportivo 2007 (Rubén Darío Bustos)
Por esta camisa me ofrecen plata a cada rato

Esta es una de las más valiosas. No solo por ser usada y estar firmada, sino por ser del equipo del cual soy hincha. Además, tiene una historia que hizo que le diera más valor. 

La conseguí este año, mientras trabajaba en el Diario La Opinión de Cúcuta, con un empleado del equipo de esa época que aún sigue prestando sus servicios al cuadro rojinegro.

Luego de adquirirla, fui una mañana a la cancha de Villa del Rosario en donde entrenaba el equipo cucuteño. Allí, al final del entreno llame a su dueño: Rubén Darío Bustos, aquel lateral derecho exjugador de la selección Colombia y de equipos como Millonarios, América y Gremio de Porto Alegre. 

Al ver la casaca, el defensor se sorprendió, la firmó y me dijo que esa era una prenda única. A partir de ahí, en muchas canchas de la ciudad, e incluso por el Pin de BlackBerry, Bustos me hizo ofertas para que esta prenda volviera a sus manos pues no tiene ningún recuerdo de la Copa Libertadores de 2007, en la que Cúcuta Deportivo llegó a semifinales y cayó derrotado frente a Boca Juniors de Argetina. 

Hay que decir que las propuestas fueron tentadoras, pero preferí no entrar en la negociación pues es una pieza que no tiene precio. Después de eso, esta se convirtió en una de las reliquias más preciadas de mi colección. 

Cúcuta Deportivo 2007 
Esta me gusta por lo dura de conseguir y porque pocas personas la tienen

Johan García, periodista de La Opinión, y pana mío, me dijo un día que tenía una camisa rara, poco vista, que creía que yo debía tener en mi colección. La verdad, se lo agradecí tanto, que no se la recibí regalada. Cuando me la llevó, se la cambié por la camisa blanca, de la Copa Libertadores 2007, que tenía repetida. Quedamos felices los dos.

Cúcuta Deportivo 2008
Nada como las camisas mitad rojo y mitad negro. Lastima tanto diseño que le metieron

Mucho tiempo, duré buscando una rojinegra con los colores mitad y mitas. Cuando Puma sacó este diseño, pensé en comprarla pero no lo hice por pendejo. Años después, desparchado en twitter como siempre, puse un trino diciendo que buscaba esta prenda. ¡Oh sorpresa! Mi pana Sergio Rojas, hincha furibundo del rojinegro tenía dos y me la donó a la colección. 
Aunque no tiene número y es de hincha, esta prenda es de las más recordadas por ser la que el equipo vistió en la segunda Copa Libertadores que jugó, en el 2008. 

Cúcuta Deportivo 2008
Esta fue la segunda equipación de la Copa Libertadores del 2008

Una navidad, mi novia, ahora esposa, me preguntó qué quería de regalo. La respuesta fue la misma de cada año. ¡La camisa del Cúcuta! Y la respuesta de ella también. ¡Otra vez la misma vaina! Pues sí, eso es lo que me gusta y lo que quiero.
Aunque no quería, pues le parece aburrido regalar siempre lo mismo, me la compró y el 24 de diciembre de 2008 me hizo muy feliz con una prenda más. Está nueva, nunca la usé. Todavía tiene las etiquetas.

Cúcuta Deportivo 2010
Esta camisa por detrás tiene el patrocinio pegado de la forma más chambona

Esta es otra de las que me regalaron de navidad. También mi abuela. Lo curioso de esta prenda es que traía estampado el patrocinio de la Gobernación de Norte de Santander en la espalda, pero por una disputa entre quienes manejaban el departamento y el equipo por esos días debieron quitarlo. La solución fue simple y grotesca. Le pegaron un parche plástico encima con el nuevo patrocinador. 

Cúcuta Deportivo 2010
Este diseño que sacó Puma nunca me gustó por el cuello raro que tiene

Una amiga, que tiene un almacén de zapatos en el Ventura Plaza me la ofreció de un saldo de camisetas que les habían quedado. Aunque costaba en su momento más de 100.000 pesos colombianos, la conseguí por 40.000. Esta es otra de las que me regaló mi abuela materna. 

Cúcuta Deportivo 2012 (Jairo Suárez)
Esta fue la primera camisa de jugador que tuve

Un día cualquiera del 2012, mi mamá Ana Milena Mutis, diseñadora de modas en Cúcuta, me contó que un jugador del Cúcuta había estado en el almacén, pues ella vestía a la esposa que era presentadora de noticias de un canal local. Yo ese año, el 2012, estaba en Estados Unidos y quedé bastante frustrado de saber este dato y no estar allá.

Pero entre mi tía, que trabaja con mi mamá, y ella, se pusieron la diez y le dijeron al Jairo Suárez que yo era coleccionista de camisetas y que soñaba con una del cuadro cucuteño. A los pocos días, el jugador bogotano se la llevó al almacén a mi madre, y, sin conocerme a mí, le dijo que me la hiciera llegar.

Sin duda, un gesto que habla de la gran persona y el caballero que es el defensor bogotano. Estoy pendiente de hacerla firmar, pues desde ese momento me empecé a hablar con Jairo por twitter. Camisetota. Nunca olvidaré que fue la que me cumplió el sueño inicial de tener una rojinegra usada por un jugador del equipo.

Cúcuta Deportivo 2012
Esta todavía la tengo con etiqueta ya que nunca la estrené

Un día, en el Centro Comercial Ventura Plaza de Cúcuta, entré a Puma a ver qué tenían del Cúcuta. La sorpresa, al ver esta camisa, no fue normal. La agarré y cuando pregunté cuánto costaba, me dijeron que solo 30.000 pesos por ser de temporadas anteriores. No lo pensé dos veces y la compré. No tiene número pero es un diseño de los que me gustan.

Cúcuta Deportivo 2013 (Mateo Fígoli)
Creo que Fígoli fue uno de los jugadores con más garra que vi en el equipo en los últimos años

Aburrido en twitter, a final del 2012, decidí escribirle a Mateo Fígoli, volante 10 del once motilón. Aparte de expresarle toda mi admiración, por la garra y la entrega que dejaba en la cancha cuando defendía los colores rojinegros, le dije que me encantaría tener una camiseta suya en la colección. Para sorpresa mía, pues los jugadores poco responden, el uruguayo me contestó de una vez y me dijo que contara con esa camiseta, que algún día me la daría en Cúcuta. 

Ese tipo de promesas normalmente se quedan solo en palabras. Pero en este caso, la cosa fue enserio. Cuando entré a trabajar a La Opinión (2013) y fui a la primera práctica del equipo en el estadio General Santander, me le presenté a Fígoli, le dije que yo era el coleccionista de camisetas, y sostuve una agradable conversación con el charrúa. Al final, Mateo me dijo "Mostro, contá con esa camiseta que apenas me llegue la equipación de este año te la doy". 

Unos meses después, el volante rojinegro me escribió un mensaje al celular y me dijo que al final de la práctica lo llevara a su casa que la casaca me estaba esperando. En su apartamento, conversamos un rato y de repente su esposa le pasó la tan anhelada camisa. Él, me la firmó, posó para la foto y con un abrazo me dijo "con mucho cariño mostro, me alegra hacer parte de tu colección". 

Cúcuta Deportivo 2013
Aunque no fue usada por Fígoli, la mande a marcar en su honor

Este fue otro de los regalos de navidad. Creo que en los últimos años todas las navidades pido lo mismo. Y lo seguiré haciendo. Esta me la regaló mi abuela, que ya me ha dado por lo menos unas 5 o 6 camisetas. Aunque me dice que por qué siempre lo mismo, me las da con el gusto de saber que nada me hace más feliz que una camisa rojinegra. 
Me la regaló sin número, pero un día en Bogotá, la llevé a FSS y me la estamparon. Por pendejo, no la hice firmar por Fígoli mientras estaba en Cúcuta. Pero la idea algún día es volverlo a ver, así que por ahora no me preocupa. 

OTRAS PRENDAS DEL EQUIPO

Cúcuta Deportivo de Entrenamiento 2011

Cúcuta Deportivo de Entrenamiento 2011

Camisa de presentación 2013

Camisa de presentación 2013

Chaqueta de utilería 2009

Chaqueta de utilería 2011

Saco de presentación 2010

Sudadera de arquero 2010

4 comentarios:

  1. Que putería, lo felicito men. Allá le haré llegar las casacas que le prometí. Un abrazo y no deje esta pasión que nunca nos abandona y es tan fiel como un perrito.

    Carlos A Salgar G

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias panita. No hay camisas que quiera más que las del Doblemente Glorioso. Gracias por las que me prometió, de antemano. Creame que me tiene acá pujando para verlas. Estoy como un niño esperando regalo del niño Dios. Ahorita el 3 de febrero mi tía me trae unas 10 que me han ido regalando pana. Que chimba como los panas me están ayudando a hacer crecer la colección. Saludos panita, un abrazo.

      Eliminar
  2. Déjeme felicitarlo tiene una gran colección sobre la primera camiseta que muestra es del año 1956 se l digo con toda seguridad porque fue utilizada por mi abuelo cuando juego en el cucuta deportivo y vi una foto utilizando esa camiseta.

    saludos y que siga creciendo esta colección

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo. Yo también vi en el libro del equipo que por esos años usaron este diseño, pero lo que me hace dudar es que por esas épocas no se usabana publicidades en la camiseta. Saludos y gracias por el dato. Trataré de confirmarlo.

      Eliminar